Incendios forestales en España: La tragedia que no cesa

Por Publicado el February 12, 2013 2 Comentarios

Incendio en Pontecaldelas, Galicia. Imagen de Pablo Ferreira (pablokdc / Flickr.com)

En el año 2012, el fuego arrasó 209.855 hectáreas de superficie forestal en nuestro país, o lo que es lo mismo: 2.098 kilómetros cuadrados. Son datos oficiales publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), en su “Avance Informativo de Incendios Forestales en España 1 enero – 31 diciembre de 2012”.

Para que el lector ponga en valor esa cifra, resulta ilustrativo indicar que esa superficie quemada en un único año es mayor que la del total de la provincia de Guipúzcoa (1.980 km²). Asimismo, es revelador apuntar que 2012 fue el año con mayor número de hectáreas arrasadas por el fuego en el último decenio, duplicando las de 2011 (111.987 ha) y superando las de 2005 (188,697 ha) cuando hubo incendios tan destructivos como el de Riba de Saelices (Guadalajara), que devastó 12.500 ha y causó la muerte de 11 miembros de los equipos de extinción.

La Fundación Ciudadana Civio desarrolló en 2012 una herramienta para visualizar en un mapa interactivo los 1.508 incendios de más de 100 ha que ocurrieron entre 2001 y 2010: España en llamas.

En las últimas semanas, se están sentando las bases para publicar en 2013 investigaciones periodísticas sólidas y documentadas sobre dos líneas principales de actuación. En primer lugar, queremos determinar quiénes son los responsables que están detrás de tantos incendios intencionados (hasta un 55% del total); y, por otro lado, tenemos el propósito de analizar los gastos en prevención, extinción y reparación de incendios de las diferentes administraciones públicas del Estado.

En lo que respecta a la investigación sobre los responsables, estamos intentando agrupar todas las sentencias condenatorias de los últimos años, sistematizar la información contenida en las mismas y analizarla. Este trabajo resulta de máxima actualidad porque ayuda a clarificar las consecuencias de la reforma del Código Penal en marcha, cuyo Anteproyecto de Ley fue aprobado por el Consejo de Ministros en octubre de 2012, y que viene a endurecer las penas para los autores de incendios forestales graves.

¿Por qué esta línea de trabajo? Porque queremos señalar a los culpables de forma documentada y acreditada. La misión no es fácil porque no existe ninguna base de datos que recopile todas esas decisiones judiciales y la mayoría de las sentencias están anonimizadas. De ese modo, es necesaria una labor adicional de búsqueda minuciosa y llamar a la puerta de diferentes instituciones para hacer acopio de las mismas.

Un trabajo de entrevistas y consultas a funcionarios, expertos, miembros de los cuerpos de prevención y extinción, ciudadanos afectados, entre otros, ayudará a proporcionar un contexto informativo a los datos y a dilucidar y cuantificar las razones que se esconden tras los incendios intencionados: ¿Económicas? ¿Políticas? ¿O simplemente relacionadas con el trastorno mental de la piromanía? Por ejemplo, queremos descubrir las causas por las que en 2012, según informa el MAGRAMA, el 51 por ciento de los siniestros ocurridos se concentraron en las Comunidades Autónomas de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, y las provincias de León y Zamora, zonas menos calurosas y más húmedas que otras de España.

En segundo lugar, el equipo de España en llamas tiene como fin hacer un análisis cuantitativo de los presupuestos estatales en prevención, extinción y reparación de los incendios forestales. Esa labor cuenta con el problema añadido de estar obligados a recoger datos dispersos en las diferentes administraciones del Estado y de estandarizarlos para su comparación.

Al mismo tiempo, el análisis de datos y la visualización digital de los mismos se verá completado con una serie de entrevistas para esclarecer qué incidencia tienen la buena planificación y la ejecución de las partidas presupuestarias en los incendios.

A la par que vamos trabajando, vamos comprendiendo por qué hasta ahora ningún medio de comunicación había emprendido un proyecto de periodismo de investigación, datos y visualización sobre esta catástrofe ecológica y económica que anualmente genera tantos titulares de portada entre junio y septiembre. Efectivamente, ahora sabemos que la tarea es ardua, compleja y que requiere el empleo de muchos recursos. Además de ser poco glamurosa, al menos, hasta su publicación.

Alejados de cualquier militancia, el equipo de España en llamas trabaja para llevar este proyecto a buen puerto, contribuyendo a los objetivos de la Fundación Ciudadana Civio de promover la transparencia, la apertura de datos y la participación ciudadana en favor del interés común.

(2) awesome folk have had something to say...

Deja un comentario