Las instituciones que gestionan gasto público contra incendios forestales suspenden en transparencia

Por Publicado el July 29, 2013 0 Comentarios

Con “España en llamas”, desde Fundación Ciudadana Civio hemos tratado durante cinco meses de conocer y analizar las partidas presupuestarias estatales destinadas a su prevención, extinción e investigación durante el periodo 2001-2013. Tras haber enviado más de ochenta peticiones de información pública a las diferentes administraciones competentes, el resultado es que no se cuenta con un volumen crítico de datos suficiente para abordar ese análisis. Salvo contadas excepciones, las instituciones implicadas en el gasto público para combatir los incendios forestales no han cumplido la normativa vigente que regula los derechos de acceso a la información, participación pública y acceso a la justicia en materia de medio ambiente.

Presentamos hoy esta información junto con nuevos datos y un riguroso trabajo infográfico que ya hemos incorporado a “España en llamas”, un proyecto de investigación, periodismo y visualización de datos financiado mediante micro-donaciones. Junto con la investigación de sentencias judiciales contra los incendiarios presentada el pasado 24 de junio, hoy damos a conocer nuevos datos analizados por por Marcos García Rey, Hugo Garrido y Juan Elosua sobre los 100 municipios españoles más afectados por incendios forestales entre 2001 y 2011, las motivaciones detectadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) tras los incendios intencionados, los tiempos de actuación en cada una de las comunidades autónomas y la trasparencia (o ausencia de ella) de las instituciones gestoras de gasto público contra los incendios a la hora de facilitar información al ciudadano de acuerdo con la ley.

Gasto público contra incendios forestales: sin transparencia

Conforme a la legislación vigente (Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, participación pública y acceso a la justicia en materia de medio ambiente, que incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2003/4/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 28 de enero de 2003, todo ello conforme con el Convenio de Aarhus de 1998), las únicas administraciones que han enviado toda la información relativa a los presupuestos en prevención, extinción e investigación de incendios forestales para el periodo 2001-2013 han sido Castilla y León Extremadura y Murcia.

En relación a los primeros envíos en los que se demandaba el gasto público entre 2001 y 2012, además de las tres mencionadas, también contestaron en tiempo y forma el MAGRAMA y las administraciones autonómicas de Aragón, La Rioja y Murcia. Otras administraciones han ofrecido respuestas parciales o insatisfactorias: Asturias, Cantabria, Cataluña, Navarra y la Diputación Foral de Guipúzcoa.

El resto de CC.AA., Cabildos insulares o Diputaciones Forales a día de hoy no se han decidido a contestar de acuerdo a lo dispuesto por Ley. Ampliar esta información.

Los 100 municipios más afectados por incendios forestales

A Cañiza (Pontevedra) y Llanes (Asturias) sufrieron 1.429 incendios forestales entre 2001 y 2011, un promedio de 2,5 incendios por semana. Estos dos municipios de la España húmeda encabezan el ranking de las localidades donde mayor número de fuegos se ha producido en esos once años. Una visualización creada para “España en llamas” recoge en una tabla y un mapa interactivos los 100 municipios más afectados por el número de incendios. El conjunto total de los fuegos analizados corresponde a 187.239, número registrado por la Estadística General de Incendios Forestales (EGIF) que elabora el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y entregada a Civio para su estudio. En las Comunidades Autónomas de Galicia (76%) y Asturias (18%) se ubican el 94% de las localidades donde más cantidad de siniestros se desencadenan. Sólo se hallan seis municipios ajenos a esas regiones: Badajoz (Extremadura, en el puesto 57), Vega de Pas (Cantabria, 70), Baztán (Navarra, 72), Cáceres (Extremadura, 76), Cabuérniga (Cantabria, 82) y Hermisende (Castilla y León, 88).
Enlace a la información.

Las motivaciones tras un incendio intencionado

Los fuegos de origen intencionado son la causa del 55,33% de los incendios forestales ocurridos en España entre los años 2001-2011, y suponen un 60,52% de las hectáreas de suelo forestal quemadas en el periodo, según los datos de la Estadística de Incendios Forestales (EGIF) del MAGRAMA. Estas estadísticas contemplan 25 motivaciones diferentes como origen de los incendio intencionados. Así, pese a que el MAGRAMA no cuenta con datos concluyentes en el 37,10% de los incendios de este periodo, sí atribuye un 26,91% de los fuegos forestales intencionados (27.877 incendios, un 11,31% de la superficie quemada por incendios forestales entre 2001 y 2011) a la acción de campesinos eliminando matorral y residuos agrícolas. El 16,08% de los incendios intencionados según estos datos se debió a pastores y ganaderos para regenerar pasto. Esa información y otras variables están disponibles en esta visualización de los datos de la EGIF.

Los tiempos de actuación, por comunidad autónoma

La EGIF cuenta con los tiempos de actuación de 167.183 incendios entre 2001 y 2011 (del total de 187.239 registrados). Como señalan Juan Elosua, Marcos García Rey y Hugo Garrido en “España en llamas”, el valor de referencia nacional para la llegada de medios terrestres al lugar del incendio es de 20 minutos, la mediana de tiempo para el control del incendio es de 62 minutos y la de extinción completa dos horas. Sin embargo, “no es lo mismo detectar, controlar y extinguir un fuego iniciado en un barranco del interior de la provincia de Valencia, cuya población arbórea esté compuesta básicamente por pino mediterráneo y aliagar, a 40 grados y con fuerte viento de poniente, que hacerlo en el municipio abulense de Candeleda en un monte abierto y poblado de especies frondosas (castaños, robles) en septiembre y a 25 grados, provocado por algún cabrero para la regeneración de pastos”, matizan los autores de la investigación, que desgranan los tiempos de actuación de cada una de las comunidades autónomas.

Además, sabemos que el 32,76% (61.343) de los incendios son detectados por una llamada particular, el 11,46% (21.455) son detectados a través de llamadas al número de emergencias 112. La EGIF no desglosa si quienes avisan a esos teléfonos de emergencia son ciudadanos o miembros de múltiples los cuerpos de prevención y extinción. Puedes consultar estos datos en el siguiente gráfico.

—–

Gracias de nuevo a los más de 140 co-financiadores que con sus donaciones ha hecho posible este proyecto. Si tú también eres un ciudadanos sensible al drama de los incendios forestales y quieres ayudarnos, puedes realizar una donación aquí.

Deja un comentario