Viajes en el Congreso y en el Senado sí, pero con transparencia

Por Publicado el November 12, 2014 0 Comentarios

Ante los recientes escándalos que apuntan a que algunos senadores y diputados usaron dinero público de manera continuada para pagar viajes personales, Access Info Europe, Qué hacen los Diputados y la Fundación Civio hacen un llamamiento para que se implemente de inmediato la ley de transparencia en las Cortes Generales.

La Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno entrará en vigor para los organismos estatales el próximo 10 de diciembre de 2014 pero a solo un mes de esta fecha, muchos organismos siguen sin estar preparados para implementar estas normas en sus respectivas regulaciones.

El Congreso de los Diputados y el Senado, por ejemplo, deberán incluir dicha legislación en sus reglamentos para que esta sea aplicable.

Tal y como está redactada, la ley de transparencia solo obliga a las Cortes Generales a publicar información que esté sujeta a derecho administrativo, esto dejaría en principio fuera la información referente a la actividad parlamentaria. La Cámara, una vez más, se ha negado estos días a hacer públicos sus presupuestos detallados para 2015. El documento, aprobado por la Mesa del Congreso en septiembre, permitiría una fiscalización en detalle de los gastos ordinarios previstos para el próximo año. La respuesta recibida ha sido “no tenemos esa información”.

A pesar de las últimas declaraciones del Presidente del Congreso donde ha descartado cambiar la situación actual de opacidad sobre el gastos en viajes, desde Qué Hacen los Diputados, Access Info Europe y Fundación Civio hacemos un llamamiento para que las Cortes Generales:

-Abran el proceso de implementación de la ley de transparencia en el Congreso de los Diputados y en el Senado permitiendo la participación de la sociedad civil.

-Incluyan en el desarrollo de la ley de transparencia la obligación de desglosar el gasto en viajes y de justificar las indemnizaciones que reciben libres de impuestos, entre otros.

-Publiquen de forma inmediata el listado de viajes, nacionales e internacionales, de diputados y senadores de la pasada y presente legislatura.

Estos son solo algunos de los datos que se exigen pero hay muchos más, recordamos que son muchas las sombras del proceso legislativo en España y que, de momento, no hay señales de que la ley de transparencia vaya a arrojar luz.

Justificar las indemnizaciones libres de impuestos que recibe cada parlamentario, así como las dietas por desplazamientos nacionales e internacionales, que son de 120 y 150 euros respectivamente, son algunas de las pautas que pueden seguir las cámaras para conseguir una rendición de cuentas real.

“Son demasiados los casos de corrupción que afectan a la política española y resulta cada vez más difícil para el ciudadano confiar en las instituciones públicas, por eso la transparencia es inaplazable”, comenta Vicky Anderica, coordinadora de campañas de Access Info Europe. “Ya no vale solo prometer un cambio en el futuro, exigimos una rendición de cuentas del pasado”, ha añadido Anderica.

Las Cortes pueden cambiar la limitación de la ley de transparencia en sus reglamentos y aprobar una regulación más garantista y en línea con los estándares internacionales. Entre los cambios que se podrían incluir destacamos dos:

-Ampliar el alcance de la ley a toda la información que poseen y generan las Cortes Generales

-Ampliar las obligaciones de publicidad proactiva para incluir detalles específicos de estas instituciones que son fundamentales para que exista una rendición de cuentas completa.

“Que la ley de transparencia no afecte a la actividad de las cámaras ni a la de los parlamentarios no debería ser un impedimento para que rindan cuentas. La ciudadanía está cansada de enterarse de cómo se gasta el dinero público a través de filtraciones de la prensa. Las organizaciones de la sociedad civil exigimos que la información parlamentaria sea pública por defecto”, señala Vicky Bolaños, de Qué hacen los diputados.

España, en este sentido, forma parte de los países con ‘menos práctica’ a la hora de visibilizar la actividad de las cámaras. Países como Chile muestran los viajes de sus diputados, en Brasil justifican sus gastos de alquiler de vivienda o pernoctación y en México muestran la asistencia a los plenos. Es decir, existen parlamentos que ya están proporcionando información a la ciudadanía.

“Que tras dos años hablando de transparencia, el Congreso no dé a conocer por voluntad propia ni siquiera sus presupuestos detallados, que en la mayoría de países son de conocimiento público como medida básica de rendición de cuentas, refleja la escasa voluntad de abrir la información de las instituciones a los ciudadanos” añade Javier de Vega, de la Fundación Civio.

——

Más información:

Comments are closed.