Rodrigo Tena

Por Publicado el September 17, 2013 0 Comentarios

Rodrigo no tiene ninguna duda de que la transparencia es el mejor instrumento que tenemos los ciudadanos para controlar el poder. Si, según Foucault, el panóptico era la perfecta alegoría del poder moderno – un poder situado en el centro, que observa y vigila permanentemente a los ciudadanos, localizados en las celdas transparentes que lo rodean – de forma casi milagrosa, Internet nos permite invertir el mecanismo. Ahora es el poder el que puede ser observado día y noche por infinitos vigilantes. Así, la transparencia se perfila como una de las vías más efectivas para que el poder rinda cuentas a los ciudadanos.

Es licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y Notario (Oposiciones Granada 1989 y Madrid, OEN 1995). Ha sido profesor asociado de Derecho Civil en la Universidad de Zaragoza (1991-1992), profesor colaborador de Derecho Civil en la Universidad Complutense de Madrid (1996-1999) y profesor asociado de Derecho Documental en la Universidad Juan Carlos I de Madrid (2000-2001). Es miembro del consejo de redacción de la revista El Notario del siglo XXI, patrono de la Fundación Matritense del Notariado y de la Fundación Coprodeli. Rodrigo ha publicado numerosos trabajos en materia de Derecho Civil, Mercantil, Hipotecario y Notarial, además de colaboraciones periódicas en los diarios El País, El Mundo, Cinco Días, Expansión y en la revista Claves de Razón Práctica. Es autor del ensayo “Ocho minutos de arco. Ensayo sobre la importancia política de los arquetipos morales” (Antonio Machado Libros, 2005), y es coeditor del blog ¿Hay Derecho? Desde noviembre de 2013 forma parte del consejo de dirección de UPyD.

Comments are closed.