De presupuestos transparentes a presupuestos participativos

Por Publicado el July 13, 2015 1 Comentario

Captura de pantalla 2015-07-03 17.25.25

A menudo nos preguntan desde distintas administraciones si Civio desarrolla portales de transparencia o plataformas de open data. Por el momento, no ofrecemos ninguno de esos dos servicios. Para las entidades locales que deseen incorporar un portal básico de transparencia, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas en colaboración con la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ofrece una plataforma y el apoyo tecnológico necesario para cumplir con las obligaciones básicas de la Ley de Transparencia. Una solución común para la gestión de solicitudes de información, cumplimiento de obligaciones de publicidad activa, buscar y gestor de contenidos, que las entidades locales pueden solicitar aquí sin coste.

Respecto a los portales de datos abiertos, creemos que cumplen su función de facilitar el volcado estadístico en formatos abiertos de la información que generan o recogen las administraciones, pero en Civio dirigimos nuestro conocimiento especializado al desarrollo de proyectos y herramientas que saquen a la luz el valor cívico y el contexto de esos datos. Pensamos que solo poniendo los datos al servicio de cualquier ciudadano podemos llegar al efecto democratizador e inclusivo que el libre acceso a los datos públicos puede tener para la sociedad.

Esta diferencia entre abrir datos y ponerlos al servicio de la transparencia y de las necesidades del ciudadano la apreciamos con frecuencia con la información presupuestaria. En Civio estamos ayudando a varios gobiernos locales y autónomicos a comunicar el valor cívico y social de los datos que generan y a poner al ciudadano en el centro de sus acciones de transparencia. Una de las líneas que seguimos es ayudar a las administraciones a adoptar ¿Dónde van mis impuestos?, una herramienta de código abierto que permite responder a las preguntas que cualquiera de nosotros llevamos en la cabeza cuando consultamos la sección presupuestaria en la web de una institución. ¿Qué se hace con el dinero? ¿Quién lo gasta y cómo? Si eso es únicamente el gasto presupuestado, ¿cómo puedo consultar cuánto se está gastando realmente? ¿Qué significa eso de “deuda viva” o “contribuciones especiales”? ¿Se gasta más o se gasta menos que en los últimos años? ¿Y si quiero consultar una partida concreta de gasto y no sé a qué programa pertenece?

Cada proyecto de colaboración con un gobierno es una nueva oportunidad valiosa para seguir innovando. Lo venimos haciendo desde octubre de 2012 con la web de presupuestos abiertos del País Vasco, que supuso la primera iniciativa de una administración española para abrir y mostrar visualmente tanto sus presupuestos como su ejecución. A comienzos de 2014 pudimos dar un paso más, mostrando con los presupuestos abiertos de Aragón por primera vez los datos presupuestarios completos de una comunidad en todos y cada uno de los niveles administrativos: el autonómico, el comarcal e incluso el municipal. Un nivel de detalle que aún no ha sido superado por ninguna administración autonómica.

Captura de pantalla 2015-07-06 11.40.36

Ejemplo de los presupuestos abiertos de Aragón

Desde noviembre de 2014, cinco ayuntamientos también han implantado este modelo de transparencia presupuestaria, tres de ellos con nuestra ayuda: Torrelodones (que fue el primer ayuntamiento en mostrar visualmente la ejecución del gasto municipal, actualizando los datos trimestralmente y el importe de los pagos realizados por área y por beneficiario), MóstolesRubí.

Aplicación creada para Rubí que calcula de forma aproximada  la contribución de cada ciudadano a las arcas municipales

Aplicación creada para Rubí que calcula de forma aproximada la contribución de cada ciudadano a las arcas municipales

Este último, Rubí, es un caso reciente de innovación y éxito en el que los datos se actualizan diariamente en el propio portal de datos abiertos de la localidad, y se reflejan de forma automática en una web donde la información resulta fácilmente comprensible gracias a la capa de transparencia presupuestaria de la aplicación ¿Dónde van mis impuestos? Este ejemplo demuestra que, si una administración cuenta con un portal de datos abiertos, ¿Dónde van mis impuestos? es un buen complemento para comunicar con transparencia su gestión presupuestaria.

La plataforma ¿Dónde van mis impuestos? reduce la brecha entre el volcado agreste y nada atractivo de los datos presupuestarios y la comprensión real de las decisiones que se toman sobre las finanzas públicas. Por eso se usa en colegios para explicar a niños de primaria y secundaria qué son los impuestos y a qué se dedica el gasto publico. Se usa también en el Programa Universitario para Mayores de la Universidad de Oviedo, en el taller “Claves para comprender las noticias económicas y empresariales”. Y se emplea además para explicar “Introducción a la economía” y “Economía del Sector Público” en el modulo de Economía Aplicada en la Universidad Complutense de Madrid.

¿Qué pasos podemos dar a continuación?

Queremos seguir elevando el listón con nuevos proyectos piloto que sirvan para llevar a la práctica nuevos enfoques en transparencia que recojan todo lo aprendido sobre cómo los ciudadanos consultan y emplean la información. Proyectos donde la información sea útil y no se mide en gigas de datos incomprensibles, ni en el número de celdas de una tabla inescrutable. Si tu administración quiere dar ese paso, estaremos encantados de acompañarte.

En los próximos meses y durante 2016 vamos a explorar además lo que parece un paso natural: de ayudar a las administraciones a mostrar unos presupuestos transparentes a abrir a sus conciudadanos unos presupuestos transparentes y, además, participativos. Lo haremos en el marco de un consorcio internacional con fondos europeos, colaborando con otras organizaciones de primer orden en la creación de una plataforma open-source flexible y escalable de transparencia fiscal y de presupuestos participativos.

Es un reto excitante y estamos buscando administraciones autonómicas y locales interesadas en participar en esta experiencia piloto. Si te interesa, hablemos.

(1) awesome folk have had something to say...