Intervención en la Asamblea de Madrid: medidas para mejorar la transparencia de la contratación pública

Por Publicado el March 22, 2017 0 Comentarios

Logo-Asamblea-Madrid_ECDIMA20150406_0004_3Esta tarde, Eva Belmonte, responsable de proyectos de Civio, ha sido invitada a intervenir ante la Comisión de Presupuestos, Economía, Empleo y Hacienda de la Asamblea de Madrid para compartir una serie de medidas que consideramos que ayudarían conseguir un nivel más adecuado de transparencia en la contratación pública. Publicamos el contenido de esta intervención:

Muchas gracias, presidente. Y gracias, señorías, no solo por esta oportunidad, sino porque revisando las enmiendas a la Ley de Transparencia de la Comunidad de Madrid que están debatiendo vemos muchas de nuestras propuestas reflejadas y eso nos hace ser optimistas. Tal y como hicimos con esa propuesta de ley -y la presentada por el gobierno de la Comunidad de Madrid-, hemos analizado a fondo también la reforma de la LCSP.

1.- La base. Ley estatal y nuestros puntos.

Y es que este es un momento clave en la transparencia de la contratación, con la reforma de la LCSP debatiéndose en el Congreso, aunque vayamos tarde.

Como bien saben, las normativas de contratación son complejas y cuesta modificarlas. Y estamos convencidos de que esta reforma va a traer mejoras, algunas de ellas las llevamos reclamando desde Civio desde hace mucho tiempo. Muchas de esas mejoras vienen obligadas por Europa, como la inclusión de nuevos sujetos obligados, la publicidad de las modificaciones o la obligación de contar con un organismo que vigile y rinda cuentas. Pero sería una pena quedarnos ahí. Tenemos que aprovechar la oportunidad para crear normativas que reformen a fondo la contratación pública a todos los niveles, también autonómico, porque se trata del origen de muchos de los casos de corrupción de este país.

Por eso hemos realizado un informe pormenorizado que hemos compartido y discutido con los grupos en el Congreso de los cuatro partidos aquí presentes y somos optimistas sobre la inclusión de las más importantes de nuestras recomendaciones. Nuestras propuestas se pueden resumir en dos: la primera, la necesidad de contar con un organismo independiente que vigile de forma moderna, sistemática y mediante sistemas avanzados la contratación pública desde la independencia y con medios. No me quiero detener en este punto porque no es la clave del día de hoy, pero si quisiera recalcar que ese organismo no puede ser la Junta Consultiva Estatal, como hemos trasladado a los grupos, del mismo modo que creemos que sería un error que aquí se encargara esta misión a la Junta Consultiva de la comunidad autónoma.

La otra pata de nuestras propuestas, que encaja con el tema a discusión hoy, la publicidad activa de los contratos, parte de un cambio de mentalidad. De plataforma de contratación electrónica a mecanismo para la transparencia y la rendición de cuentas. Y ese cambio, que parece teórico, implica muchas cosas.

2.- Publicidad activa

Lo más importante: que la información no se publica solo para que los licitadores accedan en igualdad de oportunidades y el proceso sea electrónico y fácil, que es importante: la información se publica como medida de transparencia y rendición de cuentas. Es un cambio de mentalidad importante que lleva consecuencias.

  • La primera: qué se publica. Y nuestra respuesta es: todo. Todo, con excepciones. Una norma de máximos que entienda que, si no produce un mal mayor, toda la información debe ser pública. Con excepciones razonables y bien acotadas, como aquellas vinculadas a temas de seguridad. Algunas ya las marca la actual LCSP y se está tratando ese tema, aunque esperemos que queden más claras para que no de lugar a la arbitrariedad. Pero siempre partiendo de la base de que es un proceso que debe quedar claro a ojos del ciudadano. Todo el proceso.

Eso incluye los nombres de los licitadores. Algo que por ejemplo se hace en Sydney y que es una medida clave para evitar cárteles.

También los de aquellos que toman las decisiones. Y eso incluye los nombres de los participantes en las mesas de adjudicación y no solo sus cargos o descripciones genéricas.

  • Otro factor clave pasa por la rendición de cuentas. Es importantísimo que podamos conocer cómo se toman las decisiones. Si no sé lo que pasa detrás del telón desconfío de todos, los que lo hacen todo bien y aquellos que no, que son los menos casi con seguridad. Y eso no ayuda a la desafección.

Una clave importante: ¿por qué se elige uno u otro adjudicatario? La variedad de contenidos de las actas de adjudicación es pasmosa. En algunos casos, se reflejan unas puntuaciones. En otros, se dice que ha ganado la oferta “más beneficiosa” sin dar más detalle. Es un elemento fundamental que las razones que dan la adjudicación a una u otra empresa. En Eslovaquia se publican las minutas de las reuniones de contratación, por poner otro ejemplo. Y en México las mesas de adjudicación se abren a la participación ciudadana, como observadores.

Pero la rendición de cuentas va más allá. Es importantísimo que se publicite todo el proceso: desde los informes previos que justifican la necesidad de contratar y la causa argumentada de que se elija un procedimiento que no sea el concurso abierto hasta las justificaciones y argumentaciones que avalen la modificación de un contrato y, muy importante, las evaluaciones. Multitud de contratos llevan parejas evaluaciones, informes finales y la posibilidad de sanciones por incumplimiento. Eso también es parte del contrato.

  • Por último, me gustaría recalcar que las formas son importantes. Sería totalmente inútil publicar todo el proceso si no se hace en una única URL, fácil de encontrar y de analizar. Y que no caduque en un tiempo largo, que no debería ser inferior a 20 años. En todo caso, siempre debe existir la posibilidad de acceder, vía derecho de acceso, a esos expedientes más antiguos.

También es importante el formato: al principio de mi exposición mencionaba de pasada que era necesario un organismo con métodos modernos de vigilancia de la contratación. Para que pueda ejercer, es imprescindible que todo se publique en estándares abiertos, analizables de forma automática. Reino Unido apuesta por ello. Ya es posible descargar en bloque buena parte de los contratos que publica la Unión Europea en sus boletines. Cataluña lo está haciendo. Y eso permitiría que no solo un posible organismo independiente fuera más eficiente, sino que cualquier ciudadano u organización tendría los medios para vigilar y detectar irregularidades.

Más información sobre transparencia de la contratación pública:


Ayúdanos a seguir impulsando la transparencia y la rendición de cuentas en las instituciones: hazte cómplice de Civio.

Deja un comentario